VIVIR TU VIDA

cropped-s4300114

La mayor parte de nuestra vida no somos enteramente libres para hacer lo que nos apetezca. La niñez porque dependemos de los padres, la juventud porque nos estamos formando y buscando trabajo, la madurez porque tenemos que sacar adelante una familia y progresar en el trabajo. Solo consigues esa libertad cuando alcanzas la independencia económica con la jubilación. Pero no es tan bonito porque tus facultades físicas van menguando y debes dedicar más tiempo a ocuparte de tu cuerpo para ralentizar el ritmo de deterioro, aún así, te queda suficiente tiempo para dedicarlo a lo que quieras, estar más tiempo en la cama, tumbarte en el sofá, caminar, aprender, hacer cosas que siempre habías dejado para más adelante, etc.

Ser y sentirnos libres para crecer como personas, cada cual a su manera y según sus gustos.

Anuncios